Cuando trabajas en social media, es difícil saber donde está el limite entre el bien y el mal muchas veces. Y no es porque metas la pata en sí, sino porque puedes acabar haciendo el ridículo. Por ello te vamos a contar cinco clichés en social media que debes evitar a toda costa.

¿Qué es un cliché? Es una expresión o una acción que ya ha sido usada en exceso, vaya, que la has gastado de tanto usarla. Pierde la novedad y deja de hacer gracia.

Clichés en social media

Los cinco cliches que te recomendamos evitar en social media son los siguientes:

1. Usar TODOS los trending topics que haya

via GIPHY

Vale, ya sabemos que igual es hoy la final de Masterchef, que ha muerto algún artista, o que ha habido algún evento nacional o mundial que ha conmocionado a medio universo. Está bien hacer un guiño hacia el tema si tiene algo que ver con tu tema (si vendes cocinas y es la final de Masterchef, pues genial). O si ha habido un terremoto o una desgracia, puedes unirte en sentimiento. Pero NO aproveches el hashtag para aparecer con tu producto, vender o darte a conocer. Este es uno de los clichés en social media a evitar a toda costa. Puede suponer arruinar tu reputación.

Si queréis leer una guía sobre el uso de hashtags, te recomendamos éste.

2. Repetirte mas que el ajo

via GIPHY

Está bien reutilizar tus contenidos y volver a postearlos de vez en cuando. Pero no abuses. A veces los usuarios no veran tu contenido a la primera o la segunda, pero poner contenido del año pasado… si no es un contenido genérico, no mola. Y si reposteas en social media poniendo un titular que es de actualidad enlazando a un artículo antiguo…

¿Quieres saber más como reutilizar tus contenidos? (contenido en inglés).

3. Vender TODO… EL… RATO

via GIPHY

Ni tu negocio ni el mío es una ONG ni somos hermanitas de la caridad. Pero las redes sociales no son un anuncio permanente. Si buscas la venta pura, perderás a muchos de tus seguidores. Hay que conectar con tus posibles clientes, contarles una historia, incluso hacerles gracia, con contenidos tuyos (y también de otros, tampoco hace falta hacer contenido original TODO el rato). Busca el equilibrio (hay quien dice que un 60% contenido genérico y un 40% de ventas, otros un 70% y un 30%).

 

4. Evita la auto-titulitis

via GIPHY

Todos sabemos mucho de alguna cosa, porque nos apasiona o porque nos dedicamos a ello. Pero es imposible saberlo todo. Y autoproclamarse gurú o el jedi de algo… no mola. Si ese ‘titulo’ te viene, que sea dado por otros. Pero nunca por uno mismo.

5. Pensar que tener followers = €€€

via GIPHY

Quizá este, de los clichés en social media, es el más terrorífico. Pensar que tener muchos followers te va a dar negocio seguro o contratar un influencer con muchos followers te va a dar negocio es un error. Hacer like es MUY FACIL y realmente, no vincula nada a los usuarios. También es cierto que sin fans, no tienes a nadie a quien contar una historia. Pero en función del estado en el que se encuentre el funnel de ventas, podrás ya pensar en qué tipo de contenido tienes que ofrecerle.

Si no sabes lo que es un embudo de conversión te lo enseñamos:

Clichés en redes sociales

 

Podeis leer más sobre el asunto aquí.

Esto son solo cinco clichés de social media con los que te puedes encontrar, ¡no caigas en la tentación de caer en ellos! Y si sabes alguno más, no dudes en contárnoslo 😉 Y si necesitas una mano en contenidos y redes sociales, contáctanos.

Fuente: Wikipedia 

Resumen
5 clichés a evitar en social media
Artículo
5 clichés a evitar en social media
Descripción
No cometas estos fallos de pardillo en los perfiles de social media de tu empresa.
Autor
Medio
myhappyidea.com
Logo medio

➦ Happy project manager ➦ Emprendedora ➦ Estrategia en social media y digital

Mi tarjeta dice “Happy Project Manager” pero soy más, mucho mas que eso: una emprendedora, una especialista en comunicación, en marketing digital y de social media, una bloguera y también una geek y foodie.

También creo en hacer cosas simples y que se entiendan para otros cuando se trata de tecnología web.

No compramos cosas. No compramos basándonos en funcionalidades. Pero sí en emociones y en promesas de marca. Cuando algo nos mueve, cuando nos motiva hasta el punto de querer dejarlo todo y decir: “¡Quiero eso!”

Ayudo a las empresas crear esa reacción, con sus páginas web y social media. A ser memorables, a tener una gran personalidad, a motivar… para que atraigan a sus clientes y alcancen sus metas.

Sólo quiero que mis clientes sean felices a través de los proyectos en los que colaboramos.